Skip to content

La dislexia

Que es la dislexia

Tal como hemos explicado en otros artículos, la dislexia es un trastorno del aprendizaje caracterizada no solo por una dificultad de aprendizaje en la lectura y en la escriptura, sino que engloba muchos más aspectos, tales como dificultades en la conciencia fonológica, problemas de comprensión, dificultades para leer, problemas para aprender, entre muchos otros.

La dificultad para leer que presenta la dislexia se suele formar a partir de problemas en la identificación de los sonidos del habla y entender la descodificación de estos. Este trastorno afecta las zonas del cerebro que procesan el lenguaje.

Dependiendo de la edad en la que nos encontremos, podemos observar unos u otros síntomas, tal como se ha mencionado en alguna ocasión, los más frecuentes son: dificultades en la lectura, dificultades para leer, problemas de memoria y dificultades atencionales (déficit de atención), aunque a veces podemos encontrar comorbilidad con otros trastornos o dificultades.

Algunos expertos creen que entre el 5% y el 10% de la población presenta este trastorno, aunque se ha demostrado que el 17% de las personas presentan señales de problemas con la lectura.

Dependiendo de la causa de la dislexia, podemos encontrar dos tipos de dislexia diferentes:

  • Adquirida: este tipo de dislexia aparece a causa de una lesión cerebral concreta, es decir, habiendo logrado un determinado nivel lector se pierden algunas de las habilidades que se poseían a causa de una lesión o daño cerebral.

 

  • Evolutiva: en este tipo de dislexia no hay una lesión cerebral concreta que la haya producido y es la más frecuente en el ámbito escolar. Es un trastorno de base neurológica.

Dislexia adquirida

La dislexia adquirida es aquella que se manifiesta a causa de algún tipo de lesión cerebral concreta o enfermedad que altera las áreas del cerebro. Este tipo de dislexia no es innata, puesto que la persona no nace con esa dificultad, sino que aparecen posterior a la lesión.

La dislexia evolutiva

La dislexia evolutiva es aquella relacionada con un trastorno del aprendizaje de origen neurológico. Este tipo de dislexia es el más frecuente en el ámbito escolar.

La dislexia se hereda

Diferentes estudios epidemiológicos han demostrado que las dificultades para leer pueden heredarse, por lo que, si uno de los padres es disléxico, se suele aumentar la probabilidad de tener un hijo con dislexia, incluso se ha demostrado en diversos estudios que el 40% de los hermanos con dislexia presentan también esta dificultad en el neurodesarrollo. Se estima que la dislexia tiene más de un 60% de carga genética.

La dislexia tiende a ser hereditaria, a pesar de que no hay una causa exacta, podemos encontrar 4 causas más frecuentes, entre ellas:

  • Causas neurológicas: consisten en una pequeña disfunción cerebral.
  • Causas emotivas: los trastornos emocionales y las tensiones suelen agudizar la dislexia
  • Causas asociativas: presentan dificultades para asociar una palabra a partir del sonido con su significado
  • Causas metodológicas: se producen a partir de la aplicación incorrecta del método de enseñanza, en las cuales no comprende ni distingue entre la grafía y fonema

Por lo que podemos afirmar que la dislexia tiene un origen neurobiológico, con una importante carga hereditaria, aunque también hay que tener claro que los genes no son los únicos factores que determinan la capacidad de los niños para leer, ya que el ambiente sociocultural y académico de estos, juegan un gran papel.

La dislexia se cura

¿Cuántas veces hemos escuchado que la dislexia se cura? Hay que tener en cuenta que la dislexia no es una enfermedad, sino que se trata de un trastorno especifico del aprendizaje, por lo cual al no tratarse de una enfermedad no tiene cura. Tal como hemos visto en el apartado anterior, tenemos varias causas que pueden producir la dislexia, pero hay que tener en cuenta que es una dificultad que va a estar presente a lo largo de toda la vida de la persona que la padezca.

Hace años se pensaba que la dislexia se podía corregir y curar, pero a medida que ha ido avanzando la ciencia, nos hemos dado cuenta de que la dislexia no tiene cura, debido a tratarse de un trastorno de aprendizaje de origen neurobiológico. Aun así, se ha demostrado a partir de diferentes estudios que con un tratamiento correcto y de manera temprana, se puede mejorar notablemente la lectura junto a la capacidad de comprensión de aquello que leemos.  

La dislexia se puede corregir

Anteriormente se creía que la dislexia estaba asociada a problemas de percepción visual, pero hoy en día se considera que es una dificultad que presentan algunos niños en la adquisición de las destrezas lectoras y estas dificultades les impide alcanzar con normalidad los aprendizajes relacionados con la escritura, independientemente de sus destrezas cognitivas, como la inteligencia, el razonamiento o la memoria.

Se ha verificado que, a pesar de que la dislexia tiene un carácter hereditario, si trabajamos en las debilidades y fortalezas de los niños, podremos desarrollar con más éxito las fortalezas para tener más posibilidades de superar la dislexia.

Para poder ayudar al niño con dislexia hay que tener en cuenta que primero deberíamos de poder detectar cuales son las dificultades concretas del niño, ya que la dislexia no se manifiesta de la misma manera en todas las personas, posteriormente y a medida de lo posible, tendríamos que trabajar con él en aquellas actividades que son difíciles para él, es decir, las que están relacionadas con la lectura y escritura. Tenemos que intentar utilizar los juegos como herramientas de trabajo, de manera que los niños no se sientan presionados y podamos mantener la atención, pues estas dificultades pueden producir un impacto social muy negativo en los niños, desencadenando trastornos emocionales como la ansiedad o problemas de autoestima, por lo que debemos recordar de ofrecer un apoyo emocional junto a la intervención especifica cuando se sea posible.

Aunque queramos ayudar a nuestros niños, la mejor forma de poder corregir una dislexia y compensar sus dificultades es a partir de un tratamiento específico e individualizado. Infórmate en nuestro centro para que podamos asesorarte. En nuestro centro llevamos a cabo:

  • Intervención psicopedagógica especializada: dónde se trabaja de manera intensa las habilidades afectadas y se trata la dislexia.
  • Intervención familiar: se ofrecen pautas y ejercicios con los que potenciar las habilidades des de casa.
  • Intervención escolar: se realizan reuniones de coordinación con la escuela para poder ofrecer las adaptaciones necesarias en este ámbito para ayudar al niño.

Señales de dislexia en niños

Algunas de las señales que debemos de tener en cuenta para poder detectar una dislexia en niños son:

Etapa prescolar o infantil (3-512 años) encontramos los siguientes síntomas:

  • Aprendizaje de tardío del lenguaje
  • Dificultad para recordar rimas infantiles o canciones
  • Dificultad para recordar a corto plazo (memoria verbal)
  • Falta de atención y concentración
  • Problemas de grafomotricidad
  • Dificultades en la conciencia fonológica

Etapa educación primaria (6-11 años)

  • No haber adquirido la correspondencia fonema-grafema
  • Lectura lenta y dificultosa
  • Muchos errores ortográficos
  • Dificultad de comprensión lectora
  • Esfuerzo para automatizar la lectura
  • Dificultades para deletrear
  • Falta de confianza y frustración

Etapa secundaria (12-16)

  • Presenta dificultades de concentración cuando lee o escribe
  • Presenta errores en la memoria inmediata (no recuerda aquello que acaba de leer)
  • Presenta pobres destrezas matemáticas
  • Escasa comprensión de conceptos abstractos
  • Mala organización visoespacial
  • Presenta bloqueo emocional con facilidad, la autoestima ha quedado afectada.

Etapa adulta

Aunque no nos lo creamos, hay un número sorprendente de personas con dislexia que no han sido diagnosticadas cuando iban a la escuela y ahora siendo adolescentes o adultos presentan algunas de las siguientes dificultades:

  • Leer lentamente y suponiendo un gran esfuerzo
  • Tener mala ortografía
  • Evitar leer en voz alta
  • Tener algún familiar con dislexia
  • Dificultad para leer palabras que no conoce

Los adultos que han padecido dislexia en la etapa infantil han podido llegar a donde están ahora con más o menos dificultades. Es importante que, para agilizar y amenizar la etapa educativa de los niños, se tengan en cuenta los síntomas anteriores, de manera que estos puedan obtener ayuda cuando les haga falta y paralelamente tener menos impacto emocional.

Dislexia en niños

Que un niño tenga dislexia no quiere decir que no pueda llegar a alcanzar el éxito o que no pueda llegar a lograr todos los procesos como todos los niños, únicamente necesitará más tiempo y requerirá otras estrategias para aprender. A más, dentro del ámbito escolar es posible que tengan que haber modificaciones en las estrategias de enseñanza y aprendizaje, pero con un soporte del profesional, padres y maestros, el niño podrá alcanzar gran parte o la totalidad de los objetivos.

Además de la intervención, también es necesario realizar un diagnóstico, pues a veces estas dificultades vienen asociadas a otros trastornos como puede ser el trastorno de déficit de atención.

prestige premium free FC2-PPV-3104553 【개인】아이의 목소리를 들으면서. - 용감한 아이에게 모든 것을 알게 된 것인가. - . - . HDKA-269 벌거 벗은 가정부 전라 가정부 소개소 스에히로 준 ABW-281 아무것도 없는 시골에서 소꿉친구와 땀 투성이 농후 SEX 하는 것만의 매일. - case.01 카와이 아스나 MIDV-211 아헤 얼굴에 일격 얼굴사진 러쉬! - 오로지 육탄 피스톤 정액 부카케 대난교 이가라시 세이카 BF-674 전근으로 시골로 이사한 나는, 아래층에 사는 부인에게 매일 유혹되어 몇번이나 질 내 사정해 버렸다… 아마가와 소라
en_USEnglish